Como calcular el margen de beneficio

cómo calcular el margen de beneficio de un producto

El ratio de margen de beneficio neto, también llamado margen neto, es una métrica de rentabilidad que mide qué porcentaje de cada dólar ganado por una empresa termina como beneficio al final del año. En otras palabras, muestra cuántos ingresos netos obtiene una empresa por cada dólar de ventas.
Los inversores y analistas suelen utilizar el margen neto para calibrar la eficacia de la gestión de una empresa y prever la rentabilidad futura en función de las previsiones de ventas de la dirección. Al comparar los ingresos netos con las ventas totales, los inversores pueden ver qué porcentaje de los ingresos se destina a pagar los gastos operativos y no operativos y qué porcentaje queda para pagar a los accionistas o reinvertir en la empresa.
Un margen más alto es siempre mejor que un margen más bajo porque significa que la empresa es capaz de traducir más de sus ventas en beneficios al final del periodo. Hay que tener en cuenta que los márgenes cambian drásticamente entre sectores y que el hecho de que un sector tenga un margen medio más bajo que otro no significa que sea menos rentable. Algunos sectores, como el de la venta al por menor, pueden tener un margen medio inferior al de otros sectores, pero lo compensan con el volumen de ventas, lo que los hace más rentables en dólares.

cómo calcular el porcentaje de beneficios

“Entender tus márgenes de beneficio es particularmente esencial para navegar en tiempos volátiles”, dice Claude Compton, fundador de Pave Projects, un grupo de hostelería con sede en Londres. “Tener un conocimiento profundo de tus márgenes de beneficio te permite ser adaptable y pivotar con rapidez, a la vez que proporcionas un liderazgo proactivo y una toma de decisiones basada en hechos”.
El cálculo del margen de beneficio bruto mide el dinero que queda por la venta de tus productos o servicios, una vez deducidos los gastos de explotación utilizados para generarlos (por ejemplo, los costes de mano de obra y material). El beneficio bruto se calcula restando el coste de los bienes vendidos (COGS) de los ingresos totales. Veamos cada uno de ellos con más detalle.
El coste de las mercancías vendidas se refiere a todos los costes y gastos directos relacionados con la producción o la entrega de sus bienes y servicios. No incluye los costes indirectos, como los salarios del personal o las ventas y el marketing. A continuación se muestran algunos ejemplos de COGS:
Es la cantidad total de ingresos que su empresa genera por la venta de sus productos o servicios. Te muestra claramente cuánto dinero estás ingresando del total de tus ventas. No incluye los costes de funcionamiento de tu empresa, como los impuestos, los intereses y la depreciación.

ejemplo de margen de beneficios

Gordon Scott ha sido un inversor activo y analista técnico de valores, futuros, divisas y acciones de bajo coste durante más de 20 años. Es miembro del Consejo de Revisión Financiera de Investopedia y coautor de Invertir para ganar. Gordon es un técnico de mercado colegiado (CMT). También es miembro de la Asociación CMT.
En esencia, el margen de beneficio bruto mide la eficiencia de los procesos de una empresa. Indica a los gestores, inversores y demás personas la cantidad de ingresos por ventas que queda después de restar el coste de las mercancías vendidas de la empresa.
El dinero sobrante se destina a pagar los gastos de venta, generales y administrativos. Estos gastos incluyen los salarios, la investigación y el desarrollo, y el marketing. Aparecen más abajo en la cuenta de resultados.  En igualdad de condiciones, cuanto mayor sea el margen de beneficio bruto, mejor.
Una empresa que mantiene unos márgenes de beneficio bruto superiores a los de sus pares casi siempre tiene mejores procesos y operaciones más sólidas. Esas eficiencias podrían indicar que la empresa es una inversión más segura a largo plazo, siempre que su múltiplo de valoración no sea demasiado alto.

qué es un buen margen de beneficio

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Los márgenes de beneficio son quizás uno de los ratios financieros más sencillos y más utilizados en las finanzas corporativas. El beneficio de una empresa se calcula en tres niveles de su cuenta de resultados, empezando por el más básico -el beneficio bruto- y llegando al más completo, el beneficio neto. Entre estos dos niveles se encuentra el beneficio de explotación. Los tres tienen sus correspondientes márgenes de beneficio, que se calculan dividiendo la cifra de beneficio entre los ingresos y multiplicándola por 100.
El beneficio bruto es la medida de rentabilidad más sencilla porque define el beneficio como todos los ingresos que quedan después de contabilizar el coste de los bienes vendidos (COGS). El coste de los bienes vendidos incluye sólo los gastos directamente asociados a la producción o fabricación de artículos para la venta, incluidas las materias primas y los salarios de la mano de obra necesaria para fabricar o ensamblar los bienes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad