Contaminacion directa

contaminación cruzada

Este vídeo está normalmente disponible para los clientes de pago. Introduzca su dirección de correo electrónico para obtener acceso instantáneo Y para recibir actualizaciones continuas y descuentos especiales relacionados con este tema.
La contaminación cruzada puede ser directa o indirecta, un ejemplo es que si cogemos un donut acabamos con azúcar en los dedos. Si esto fuera algo potencialmente peligroso, ya que por el simple hecho de manipular un producto se podría manipular otro artículo o tocar a otra persona provocando una contaminación cruzada.
Otro ejemplo de contaminación indirecta sería el uso de un cuchillo, al cortar un artículo se transfieren partes del alimento al cuchillo, si luego se corta otro artículo se transferirá y contaminará este nuevo alimento.
Otra forma de contaminación indirecta es fumar; en el Reino Unido no está permitido fumar dentro de ningún lugar de trabajo, sin embargo, cuando sales a fumar un cigarrillo debes asegurarte de lavarte las manos correctamente, si no te lavas las manos correctamente cualquier bacteria con la que entres en contacto, por ejemplo, con el pomo de una puerta, puede transferirse a tu mano y luego a tu cigarrillo y luego a tu boca. Cuando vuelvas al trabajo debes asegurarte de lavarte las manos de nuevo, ya que cualquier bacteria de tu boca se transfiere a tus manos, que a su vez pueden ser transferidas a otra persona o a los alimentos.

contaminación cruzada indirecta

Contaminación cruzada de los alimentosEsta es una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria, y está causada por la propagación de gérmenes nocivos a los alimentos desde las manos de las personas, los alimentos crudos, los utensilios de cocina, las superficies y el equipo. La contaminación cruzada se produce cuando las bacterias patógenas se transfieren involuntariamente a alimentos que no las contenían originalmente, lo que hace que los alimentos no sean seguros para el consumo.Cómo prevenir la contaminación cruzada de los alimentosA continuación se ofrecen algunos consejos para evitar que la transferencia de organismos patógenos contamine los alimentos o las zonas previamente limpias.Causas comunesNo contaminación cruzada directa
Se produce cuando las bacterias se propagan a través de los manipuladores de alimentos, el equipo, los utensilios o las superficies de trabajo. También puede producirse a través de los tiradores de la puerta del frigorífico, los cuchillos, las tablas de cortar, las superficies de trabajo e incluso la ropa.Limpieza
Cuando transportes alimentos, guarda todos los alimentos crudos, cocinados y listos para comer en bolsas separadas. Asegúrese también de que están bien envueltos para que no se toquen entre sí mientras se trasladan.Termómetros

ejemplo de contaminación directa

Los métodos indirectos de control de la contaminación superficial se utilizan cuando una geometría inadecuada o la interferencia de otras radiaciones impiden el control directo y como medidas complementarias cuando el control directo ha mostrado la presencia de contaminación radiactiva.
Existe una amplia gama de técnicas, pero todas dependen de la eliminación de material radiactivo de la superficie que se examina. Puede ser necesario llevar muestras de la zona que se está controlando a otra zona para su recuento.
La vigilancia de la contaminación directa con un monitor de contaminación móvil y la vigilancia de la contaminación indirecta mediante una muestra de frotis, especialmente para saber si la contaminación se está pegando, son ambas prácticas rutinarias esenciales de protección radiológica. Tanto el SaphyRAD como el PAB2 pueden utilizarse para la búsqueda reglamentaria de puntos de contaminación superficial no fijos de materiales, paquetes, etc. que salgan de una zona controlada o de un emplazamiento nuclear.

ejemplos de contaminación cruzada indirecta

La contaminación de los alimentos puede tener graves consecuencias tanto para los consumidores como para las empresas alimentarias. Puede causar daños a la salud y la seguridad de los consumidores y puede afectar drásticamente a la reputación de una empresa si alguien resulta perjudicado en ella.
Aunque la mayoría de la gente cree que sólo hay tres tipos de contaminación, en realidad hay cuatro que debe conocer. Es esencial que conozca estos cuatro tipos para proteger la salud de sus clientes y la reputación de su negocio.
La contaminación de los alimentos es peligrosa. Las consecuencias de comer alimentos contaminados van desde la enfermedad hasta la muerte. Por ello, es fundamental que entienda cuáles son los cuatro tipos de contaminación y cómo puede evitar que afecten a la seguridad de los alimentos.
Nuestra gama de cursos de formación en higiene alimentaria tiene como objetivo proporcionarle los conocimientos necesarios para cumplir los requisitos de higiene alimentaria. Si no está seguro de qué curso es el adecuado para usted, eche un vistazo a nuestra página Elegir un curso de higiene alimentaria, que le ayudará a decidir.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad