Legislación temperatura conservación alimentos

Legislación temperatura conservación alimentos 2020

Utilice las comillas para buscar una “frase exacta”. Añada un asterisco (*) a un término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (transp*, 32019R*). Utilice un signo de interrogación (?) en lugar de un solo carácter en el término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (ca?e encuentra case, cane, care).
Controles oficialesLos países de la UE deben garantizar que los equipos utilizados para los alimentos ultracongelados cumplen la directiva y deben realizar controles oficiales aleatorios de la temperatura de los productos.
Se aplica desde el 10 de enero de 1989 y debía convertirse en ley en los países de la UE antes del 10 de julio de 1990 para el comercio de los productos que cumplían esta directiva. Los países de la UE debían prohibir el comercio de los productos que no cumplieran esta directiva antes del 10 de enero de 1991.
Reglamento (CE) nº 37/2005 de la Comisión, de 12 de enero de 2005, relativo al control de las temperaturas en los medios de transporte, almacenamiento y depósito de alimentos ultracongelados destinados al consumo humano (DO L 10 de 13.1.2005, pp. 18-19)

Normativa de seguridad alimentaria (control de la temperatura) de 1995

La norma 3.2.2 Prácticas de seguridad alimentaria y requisitos generales establece los requisitos específicos para mantener los alimentos potencialmente peligrosos a las temperaturas especificadas y para el enfriamiento y recalentamiento. Las empresas alimentarias deben cumplir estos requisitos, a menos que puedan demostrar que disponen de un sistema alternativo seguro para garantizar que los alimentos se mantienen seguros para su consumo.
Los alimentos potencialmente peligrosos son aquellos que pueden contener bacterias de intoxicación alimentaria y son capaces de favorecer el crecimiento de estas bacterias o la formación de toxinas a niveles que no son seguros para los consumidores, si los alimentos no se almacenan a las temperaturas correctas. Las toxinas son sustancias químicas venenosas producidas por algunos tipos de bacterias.
Muchos alimentos conservados no contienen bacterias de intoxicación alimentaria. Además, las bacterias no crecen en algunos tipos de alimentos. Algunos ejemplos son los alimentos enlatados y embotellados, la fruta seca, las carnes secas saladas, las carnes secas fermentadas, los yogures, los quesos duros, las pastas para untar, algunas salsas, la pasta seca, los panes y los alimentos secos.
Sin embargo, algunos alimentos que no son potencialmente peligrosos pueden convertirse en potencialmente peligrosos si se alteran de alguna manera. Por ejemplo, las natillas secas en polvo no son potencialmente peligrosas, pero cuando se mezclan con leche o agua para hacer natillas, éstas son potencialmente peligrosas.

Legislación temperatura conservación alimentos en línea

ResumenEl Reglamento de Higiene de los Alimentos (Inglaterra) de 2013, el Reglamento de Higiene de los Alimentos (Gales) de 2006 y el Reglamento de Higiene de los Alimentos (Irlanda del Norte) de 2006, regulan el control de la temperatura de los alimentos de alto riesgo que favorecen el crecimiento microbiano o la formación de toxinas durante el almacenamiento, la manipulación, la preparación, la conservación, el servicio y la exposición. La normativa también exige que los alimentos se enfríen rápidamente tras un tratamiento térmico o una preparación, y que se controlen las temperaturas durante la descongelación de los alimentos.La normativa sobre higiene de los alimentos (Escocia) de 2006 aplica en Escocia normas muy diferentes a las del resto del Reino Unido.

Normas de higiene alimentaria

El control de la temperatura de los alimentos es extremadamente importante para garantizar que los alimentos sean seguros para el consumo, y debe asegurarse de que los alimentos se cocinen, enfríen, refrigeren o recalienten siempre de forma adecuada para minimizar el riesgo de que haya niveles perjudiciales de bacterias en los alimentos que vende.
Los productos cárnicos suelen considerarse de alto riesgo, pero los productos secos, como el arroz y las legumbres, y las verduras y ensaladas, también pueden contener bacterias que pueden crecer si los alimentos se someten a un control deficiente de la temperatura.    Los alimentos perecederos deben mantenerse siempre fuera de la zona de peligro de 8 a 63ºC para evitar la proliferación de bacterias dañinas.
En los alimentos crudos, como la carne, la fruta y las verduras, puede haber altos niveles de bacterias debido a la contaminación con tierra o al proceso de preparación.    Es importante que los alimentos se cocinen a fondo hasta alcanzar una temperatura central de al menos 75ºC durante al menos dos minutos para eliminar las bacterias.
Una forma de comprobar si los alimentos se han cocinado bien sería utilizar un termómetro de sonda, pero también hay que tener cuidado de que los termómetros de sonda no contaminen o manchen los alimentos que se están probando.    Para ello, hay que limpiarlos y desinfectarlos antes de utilizarlos con alimentos listos para el consumo.    Si se utilizan toallitas antibacterianas para ello, deben ser adecuadas para su uso con alimentos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad