Tapas rapidas para bares

Tapas rapidas para bares del momento

En algunos bares y restaurantes de España y de todo el mundo, las tapas han evolucionado hacia una cocina más sofisticada. Las tapas pueden combinarse para formar una comida completa. En algunos países centroamericanos, estos aperitivos se conocen como bocas. En algunas partes de México, platos similares se llaman botanas.
Esta sección necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado. (Julio 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
En la España anterior al siglo XIX, las tapas se servían en posadas, albergues o bodegas que ofrecían comidas y habitaciones a los viajeros. Como pocos posaderos sabían escribir y pocos viajeros leer, las posadas ofrecían a sus clientes una muestra de los platos disponibles, en una “tapa” (palabra que significa tapa de olla en español)[2].
Según The Joy of Cooking, las tapas originales eran finas rebanadas de pan o carne que los bebedores de jerez de las tabernas andaluzas utilizaban para tapar sus copas entre sorbo y sorbo[3], una medida práctica para evitar que las moscas de la fruta se cernieran sobre el dulce jerez (ver más abajo para más explicaciones). La carne utilizada para cubrir el jerez era normalmente jamón o chorizo, que son muy salados y activan la sed. Por ello, los taberneros y restauradores crearon una variedad de aperitivos para servir con el jerez, aumentando así sus ventas de alcohol[4] Las tapas acabaron siendo tan importantes como el jerez.

Chorizo

Esta es una lista de platos comunes de tapas. Las tapas son una gran variedad de aperitivos o tentempiés de la cocina española. Pueden ser frías (como la mezcla de aceitunas y queso) o calientes (como los chopitos, que son calamares rebozados y fritos).
En algunos bares de España, las tapas se han convertido en toda una cocina, a veces sofisticada. En España, los clientes de las tapas pueden pedir muchas tapas diferentes y combinarlas para hacer una comida completa. En algunos países centroamericanos, estos aperitivos se conocen como bocas.
El “ajo y aceite” es una salsa cuyos ingredientes clásicos son el ajo, el aceite y la sal, pero su forma más común incluye mayonesa y ajo, y se sirve sobre el pan o con patatas hervidas o a la parrilla, pescado, carne o verduras.
También llamados pinchos de encurtidos, son tapas frías elaboradas con pequeños alimentos encurtidos en vinagre y ensartados. También se conocen como gildas o piparras y consisten en artículos encurtidos, como aceitunas, cebollitas, pepinitos, chiles (guindilla) con trozos de pimiento y otras verduras. A veces incluyen una anchoa[1].

Bar de tapas cerca de mí

En algunos bares y restaurantes de España y de todo el mundo, las tapas han evolucionado hacia una cocina más sofisticada. Las tapas pueden combinarse para formar una comida completa. En algunos países de Centroamérica, estos aperitivos se conocen como bocas. En algunas partes de México, platos similares se llaman botanas.
Esta sección necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado. (Julio 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
En la España anterior al siglo XIX, las tapas se servían en posadas, albergues o bodegas que ofrecían comidas y habitaciones a los viajeros. Como pocos posaderos sabían escribir y pocos viajeros leer, las posadas ofrecían a sus clientes una muestra de los platos disponibles, en una “tapa” (palabra que significa tapa de olla en español)[2].
Según The Joy of Cooking, las tapas originales eran finas rebanadas de pan o carne que los bebedores de jerez de las tabernas andaluzas utilizaban para tapar sus copas entre sorbo y sorbo[3], una medida práctica para evitar que las moscas de la fruta se cernieran sobre el dulce jerez (ver más abajo para más explicaciones). La carne utilizada para cubrir el jerez era normalmente jamón o chorizo, que son muy salados y activan la sed. Por ello, los taberneros y restauradores crearon una variedad de aperitivos para servir con el jerez, aumentando así sus ventas de alcohol[4] Las tapas acabaron siendo tan importantes como el jerez.

Restaurante de tapas

En los últimos años ha crecido la demanda de aperitivos de bar que vayan más allá de simples cuencos de cacahuetes y pretzels. De hecho, los consumidores están deseosos de probar pequeños platos con ingredientes exóticos y combinaciones de sabores inesperadas.
En cuanto a los aperitivos envasados, muchos restaurantes prefieren los productos artesanales a los genéricos. Esto es especialmente cierto en el caso de la carne curada, que se ha convertido en la favorita de muchos bares y pubs de lujo. Este tipo de aperitivos de bar a base de carne incluye cortes ricos en proteínas de Meat Merchants y Cleaver & Keg, así como cecina para combatir la resaca de Serious Pig.
Los restaurantes que elaboran sus propios aperitivos de bar se decantan por platos compartibles inspirados en la cocina mundial. Por ejemplo, un bar australiano llamado The White Cockatoo sirve tapas híbridas como Kimichi Poutine y Blue Swimmer crab rolls. Otro ejemplo es el neoyorquino Social Drink & Food, que cuenta con platos inspirados en la comida callejera, como brochetas de pollo shashlik y pollo picante con palomitas.5PuntuaciónPopularidadActividadFrescuraVer más estadísticas expand_moreObtener un informe personalizadoSuscribirse a la asesoría

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad